Un poco de historia

Un poco de historia

 

Desde las grutas se ven las instalaciones de Puerto del Este, allí aguardan los buques que cargan las frutas del Valle de Río Negro para llevarlas al exterior. Se trata de San Antonio Este. Para llegar desde Las Grutas hasta esta otra localidad hay que dar una vuelta de unos 100 kilómetros pero desde la costa la distancia parece mucho menor.

Aquí las playas son más agrestes aún y la ciudad parece dormida. En las playas de esta zona la tranquilidad está más que asegurada, la arena no es ni dorada, ni blanca, ni finísima el encanto está en que es todo lo contrario: tiene tantos caracoles que parece no haber sido pisada jamás. Esta ciudad tuvo su auge cuando llegó a ser uno de los más importantes puertos para la industria lanera. Con los años, las dificultades para el traslado de mercancías, víveres, materiales de construcción y eventualmente personas llevaron a que los pioneros del Este comenzaran a buscar la posibilidad de instalarse en algunas de las “Caletas del Oeste”.

Así a partir de 1905 comienza el éxodo hacia el Oeste, a 10 minutos de Las Grutas, y surge lo que hoy es la cabecera de la Región: San Antonio Oeste. Con la llegada del ferrocarril la ciudad comenzó a transformarse y el puerto pasó de nuevo a tener un protagonismo. Años más tarde el turismo pasó a jugar un rol más importante aún con el desarrollo de lo que hoy es Las Grutas.

San Antonio Oeste y el Puerto del Este, además de su oferta de atractivos turísticos, son fundamentalmente ejes de actividades productivas pesqueras, industriales y portuarias.