Yosemite, un mundo de gigantes

Yosemite, un mundo de gigantes
Cascada-en-el-Parque-Nacional-Yosemite.-280x210El Parque Nacional de Yosemite fue nombrado Patrimonio Mundial de la Humanidad en 1984. Se ubica a aproximadamente 320 km al este de San Francisco, cubre un área de 3.081 km² y se extiende a través de las laderas orientales de la cadena montañosa de Sierra Nevada. Más de 3 millones de personas lo visitan cada año y se maravillan con sus acantilados de granito, saltos de agua, ríos cristalinos y la gran diversidad biológica (cerca del 95% del área del parque está denominada “zona salvaje”). Sus famosos bosques de secuoyas gigantes son una de las atracciones principales: estos gigantes son uno de los árboles más altos y de mayor longevidad en el mundo. Por ejemplo, el “Gigante Grizzly”, uno de los especímenes de Yosemite, tiene aproximadamente 2.700 años. Gran parte del parque cierra durante el invierno debido a las fuertes nevadas, sin embargo, el valle de Yosemite permanece abierto durante todo el año. Se pueden realizar múltiples actividades: caminatas, escalada en roca, camping (se requiere autorización para pasar la noche en el parque y es preciso contar con lugares de almacenamiento de alimentos a prueba de osos), paseos en bicicleta o caballo, rafting, natación, esquí y hasta patinaje sobre hielo.